madroño símbolo compañeros y pacientes

Gracias por tanto

El 24 de Octubre de 2013 inicié una aventura personal y profesional, lo sentí como una apuesta segura y no me equivoqué. Las personas que allí encontré se colaron en mi día a día y se hicieron hueco en mi corazón. No fue difícil, todos eran amables, generosos y divertidos; e ir a trabajar era un verdadero gozo. Me resultaba extraño sentirme así en un entorno laboral, en el que estamos acostumbrados a percibir rencillas o desacuerdos que llevan al distanciamiento. Siempre me sentí muy querida, muy valorada y tenida en cuenta por mis compañeros. Vivimos muchas muchas cosas juntos, dentro y fuera, y cada una de ellas nos iba uniendo un poco más. Algunos se fueron para comenzar nuevas etapas, dejaron un hueco importante en el equipo, pero eso no cambió nada entre nosotros. Cada vez que volvemos a reencontrarnos surge el mismo sentimiento que cuando convivíamos a diario. Y los que se incorporaron en su lugar volvían a ser gente encantadora y grandes profesionales. Me siento realmente afortunada de las personas que la vida ha puesto en mi camino. Cuan importante es tener ese sentimiento de amor y aceptación incondicional por parte de los otros… repara cualquier herida del pasado.

Y ayer 21 de Junio dejé la aventura que me ha dado tantas cosas buenas, para emprender un nuevo camino que tengo la confianza que me llevará lejos. Me fui con el corazón lleno de cariño y mis oidos llenos de palabras bonitas. Esta experiencia para mi ha sido un verdadero regalo de la vida: aprendiendo de grandes profesionales, acompañando a pacientes en sus dificultades y nutriéndome del calor humano de tantas personas maravillosas como he conocido allí.

madroño símbolo compañeros y pacientes

A mis pacientes: gracias por vuestra confianza, por dejarme ayudaros, por abriros y contarme vuestras mayores angustias y miedos como nunca antes habíais hecho, por mostrarme vuestras heridas para que juntos pudiéramos mirarlas y curarlas. Si algo tengo claro es que el amor, la comprensión y la aceptación incondicional, son la base de cualquier trabajo terapéutico.

Vuestra vida cambió de la noche a la mañana, y día a día seguís luchando por recuperarla. Me habéis enseñado tanto que no sé de qué otra manera podría haberlo aprendido. Sois auténticos maestros de vida y siempre tendréis mi más profunda admiración; vosotros y vuestras familias, pilar fundamental en vuestras vidas. Ha sido un lujo poderles acompañar también a ellos en este proceso, para ayudarles a traspasar las difíciles situaciones que se plantean tras un sufrir una lesión cerebral.

A mis compañeros: gracias por todo lo que me habéis enseñado, por el tiempo compartido, por todo el cariño que me habéis demostrado, por tenerme tan en cuenta y hacerme sentir tan valiosa, por vuestro sentido del humor y tantos ratos de risa… Habéis sido un verdadero regalo en mi vida y os quiero para siempre en ella.

Para no perder más tiempo, os veo este domingo en la I Carrera por el Daño Cerebral, para dar más visibilidad a todas aquellas personas que lo sufren y luchan diariamente por recuperarse. Correremos, andaremos y empujaremos sillas de ruedas para que ojalá algún día la meta este mucho más cerca y toda la sociedad este sensibilizada con vuestras secuelas para ofreceros el mundo que os merecéis, un mundo mucho más adaptado y amable.

Compañeros y pacientes, os habéis hecho un hueco en mi corazón y habéis dejado huella en mi cerebro… será imposible olvidaros. Gracias por tanto! Os quiero!

Sara

Día del libro 2019: El daño cerebral invisible por Aurora Lassaletta.

Hoy es San Jorge. Perdonad a los que os gusta llamarlo San Jordi, pero soy aragonesa y no puedo evitarlo. San Jorge es el patrón de Aragón, también de Cataluña y de otros municipios españoles.

Cuenta la leyenda que San Jorge fue un valeroso caballero que salvó a una princesa matando a un dragón con ayuda de su lanza. De la sangre del dragón brotó un rosal, circunstancia que el valiente caballero aprovechó para poder ofrecerle una rosa a la dama. Además, en Barcelona, tal día como hoy desde 1931 comienza la feria del libro, por lo que la tradición invita a intercambiar libros y rosas en homenaje a estas dos circunstancias.

Lo mío no son las flores, tengo mala mano para las plantas… Uno de mis hobbies es hacer ganchillo y últimamente tengo inclinación por hacer cactus, pues hasta los de verdad se me mueren. Así que en esta ocasión os recomendaré un libro:

Libro EL Daño Cerebral Invisible

Os presento el libro El daño cerebral invisible. Un regalo de Aurora Lassaletta, psicóloga clínica y luchadora incansable, que en 2005 sufrió un grave accidente de tráfico que le generó un importante traumatismo craneoencefálico y como consecuencia un daño cerebral. Accedió al Centro Estatal de Daño Cerebral Adquirido para recibir rehabilitación y tuvo la suerte de encontrarse con grandes profesionales que le ayudaron a reconocer y a trabajar las secuelas derivadas de su lesión.

En este libro, Aurora muestra la parte más inadvertida del daño cerebral a todo aquel que desee descubrirla. El título del libro no podría haber sido mejor escogido. Cuántas secuelas del daño cerebral son invisibles para la población general, e incluso a veces para los profesionales y familiares que convivimos con ellos, cuántas secuelas del daño cerebral se tachan de intencionadas cuando realmente la persona no dispone de recursos para que aquello sea otra manera. Aurora nos acerca a la realidad que atraviesan muchas de las personas que han sufrido una lesión cerebral, a través de la explicación de su vivencia interna respecto a una serie de secuelas cognitivas, conductuales, emocionales y físicas.

Además, cada apartado está enriquecido por amenas explicaciones didácticas basadas en los conocimientos que ha aportado la neurociencia sobre el funcionamiento cerebral. Vienen de la mano de Amor Bize, una excelente neuropsicóloga con la que tuve la suerte de formarme durante mi formación como neuropsicóloga, y Susana Pajares, medico rehabilitadora, otra grande en lo suyo.

Es de lectura obligatoria si el daño cerebral es un tema de interés para ti. Espero que lo disfrutes tanto como yo!

Gracias Aurora Lassaletta por tu generosidad al compartir en este libro tu experiencia vital conviviendo con las secuelas del daño cerebral y por ofrecer tu experiencia personal y profesional a aquellas personas que están pasando por lo mismo que has pasado tú. Espero tener la suerte algún día de agradecértelo en persona. Tu contribución, como la de otr@s much@s valientes que comparten su historia es un regalo para lo que nos dedicamos a acompañar a personas con daño cerebral, a visibilizar sus dificultades y sobretodo… sus fortalezas! GRACIAS!!!

Sara

Día daño cerebral adquirido

26 de Octubre: Día del Daño Cerebral Adquirido. NUESTRA lucha!

El daño cerebral no entiende de edades, de sexos, de nacionalidades, de profesiones… tampoco te da opción a escoger cuando es el mejor momento, simplemente pasa y a partir de ese preciso momento tu vida cambia, y ya no vuelve a ser como antes. Cosas que estaban rotas, las une, y hay uniones que rompe; es una prueba de fuego. Hay quien se agarra a la vida con más fuerza que nunca y hay quien se suelta y no se encuentra. Admiro profundamente a los que se agarran con fuerza y mientras tanto sonríen, y aun más si cabe a los que se sueltan y batallan su lucha interior por encontrarse. En muchas ocasiones he pensado que estaban hechos de otra pasta, aunque quizás sean de la misma que el resto de personas que nunca hemos sufrido una lesión cerebral. Quizás sea la propia condición humana, que trata de aceptar lo que se le presenta y busca el sentido de la vida tal cual es; la que nos impulsa a salir para adelante sea cual sea la situación que estemos viviendo. Sea como fuere, su esfuerzo es absolutamente admirable.

 

Hoy es 26 de Octubre, día del Daño Cerebral Adquirido, en el que todos los que viven esta dura enfermedad, sus familias y los profesionales que les acompañamos, tratamos de dar visibilidad al resto de la población para que se les reconozca y se tengan en cuenta sus necesidades. Mañana será 27 de Octubre y ellos seguirán luchando un día más por mejorar su vida, por poder disfrutar del calor de una caricia, por alcanzar el logro de ponerse de pie, de ser capaces de recordar el nombre de sus hijos o poder pedir con palabras aquello que necesitan… por todas aquellas cosas que nosotros damos por sentado en nuestras vidas. Confío en que algún día llegaremos a visibilizar vuestras dificultades y necesidades para hacer un mundo un poco más fácil y amable… porque vuestras dificultades, podrían ser cualquier día las nuestras.

 

Por vuestro ejemplo diario… GRACIAS. Que mañana siga siendo 26 de Octubre y no haya día que olvidemos cual es NUESTRA lucha. No estáis solos!!